Sin categorizar

Internet y las cookies

En los últimos años ya nos hemos acostumbrado a ver el aviso molesto y que aceptamos sin leer de “este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia” en casi todas las páginas web.

Una cookie es información enviada por un sitio web y guardada en el navegador del usuario, de modo que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario para mejorar su experiencia.

Esta es la definición genérica de las cookies, nosotros trataremos de resumir de manera práctica qué tipos de cookies hay y explicar qué aportan de positivo para el usuario y que aportan para terceros que también se benefician de ellas.

De entrada hay que dejar claro que las cookies no son virus, ni nada que pueda dañar nuestra seguridad en internet, es importante tenerlo claro, pero si que pueden utilizarse con fines maliciosos ya que contienen información sobre nuestros hábitos de navegación, por este motivo determinadas cookies son eliminadas si hacemos un análisis con un anti-spyware.

Tipos de cookies

Tenemos muchos tipos de cookies, las podemos dividir por su finalidad, duración, o por los propietarios de las mismas.
No es que una cookie sea solo de un tipo, todas tienen una finalidad pero dentro de estas nos encontramos algunas que expiran al abandonar la página web y otras que se quedan un tiempo en nuestro navegador, y algunas son de los propietarios de la web que estamos visitando y otras de terceros como empresas de gestión de publicidad.

Cookies según su finalidad

Hay cookies que dan funcionalidades positivas para el usuario, como por ejemplo guardarnos la sesión en una página para no tener que volvernos a identificar, guardar los productos de nuestro carrito en una tienda on-line, el idioma en los que nos sentimos cómodos navegando, etc. [pullquote]no todas las cookies son para mostrarnos anuncios.[/pullquote]

Y también aportan muchos beneficios para terceros, optimizando cuáles serán los mejores anuncios que nos debe enseñar según nuestra navegación previa, resumiendo, permite la gestión de los espacios publicitarios en una web de manera más óptima y por tanto conseguir mejores resultados en este aspecto.

Cookies según su duración

Tenemos las que expiran o se eliminan una vez abandonamos la página web, estas permiten recoger información sobre la navegación del usuario y de esta manera los propietarios de la web pueden actuar en consecuencia y mejorar los aspectos que les parecen flojos o potenciar los que realmente les interesan.

Y por otro lado las que se guardan en nuestro navegador pero con fecha de caducidad, como pueden ser algunas de las mencionadas anteriormente para guardar sesiones, carritos de tiendas online u opciones de idioma.

Cookies según su propietario

Y finalmente también las podemos dividir en el propietario de las mismas, en este caso nos encontramos las que nos inyecta el propietario de la página web, por ejemplo, para ver qué recorridos hacen los usuarios y poder mejorar así su sitio.

O las que utilizan terceros para enseñarnos los mejores anuncios según nuestro perfil, [pullquote position=”right”]el uso que se hace de las cookies depende mucho de la filosofía de la empresa que gestiona la publicidad.[/pullquote] Nos encontramos casos realmente intrusivos y molestos, pero en muchos casos se trabaja de manera fina y pensando en que es lo mejor para el usuario.

No quiero saber nada de las cookies

Hemos visto que tenemos cookies útiles si se utilizan de manera adecuada, y cookies que malmeten nuestra experiencia de navegación, pero si después de leer esta entrada continuas sin querer saber nada de ellas, te podemos dar algún consejo para evitarlas o eliminarlas:

Navegar con navegación privada, todos los navegadores (o prácticamente), tienen esta opción, que al menos no te mantienen las cookies una vez te vayas, aunque si estás mucho rato navegando, verás que la publicidad que ves está relacionada con lo has estado mirando, o te mantiene sesiones e información de idioma, pero en cuanto cierres el navegador toda esta información desaparecerá, así que es una buena manera de evitarlas.

Todos los navegadores tienen la opción de eliminarlas, si vas a las opciones de historial podrás borrarlas sin necesidad de eliminar el historial.

También existen buscadores como DuckDuckGo, que incluso ya ha sacado su propio navegador, que nos permiten navegar anónimamente, pero todo esto lo explicaremos en la publicación que haremos sobre la privacidad en internet y en las redes sociales.

10 CLAVES PARA SER UN BUEN COMMUNITY MANAGER
WORDPRESS o el gestor de contenidos definitivo

Entrades relacionades

Estrategias con influencers

Sin categorizar
Antes los niños soñaban en ser maestros, futbolistas, bomberos o astronautas, pero ahora todo eso ha cambiado, ¡Ahora quieren ser influencers! En los últimos años las empresas han encontrado en…
Llegir més

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú